Fin de semana en VIENA

Si quieres pasar un fin de semana diferente, en un lugar diferente te recomiendo Viena, una clásica capital europea, la ciudad de la música, disfrutarás de sus impresionantes palacios y de la música en vivo en cualquier café de la ciudad; es por eso que te recomiendo este itinerario y te ayudaré a visitar a los lugares más interesantes de Viena y las paradas de metros para llegar a ellos.

DSC06128

 

PRIMER DÍA

 

16:00 EL PARLAMENTO AUSTRIACO

El Parlamento o Reichsrat ocupa un imponente edificio en forma de templo griego en el Ring vienés. Su arquitecto, Theophil von Hansen, se inspiró en el clasicismo para su construcción y trazado, destaca su frontón con el relieve ‘El emperador reúne en parlamento los 17 territorios de la corona’.

La escalera de acceso es una rampa doble realzada con cuatro grupos escultóricos en bronce y estatuas que representan personajes relevantes de la historia de Grecia y Roma. Frente al parlamento se alza la fuente de Palas Atenea, diosa griega de la sabiduría. Como dato histórico, cabe destacar que delante de su fachada se proclamó en 1918 la República austriaca.

18:00 LA CATEDRAL DE SANT ESTEBAN

En la actualidad los pabellones han dejado de ser estaciones del metro para convertirse en una cafetería y un pequeño museo en honor a su creador, el museo Wagner, respectivamentCatedral de Viena (Stephansdom)Situada en Stephansplatz, en pleno corazón de la ciudad de Viena,

la Catedral de San Esteban (Stephansdom) es la sede principal de la archidiócesis de Viena.

Stephansdom, el símbolo religioso más importante de Viena, se levantó sobre las ruinas de una iglesia románica dedicada a San Esteban construida en 1147, aunque del antiguo templo sólo se conservan la Puerta de los Gigantes y las Torres de los Paganos.

La catedral está coronada por una gran torre con forma de aguja (Steffl) construida en estilo gótico que, con sus 137 metros de altura, puede verse desde diferentes puntos de Viena. Después de una ardua subida en forma de escalera de caracol, desde el mirador de la torre se obtienen unas preciosas vistas del centro de la ciudad.

En la parte posterior de la catedral se puede ver el Tejado de los Azulejos, formado por más de 250.000 azulejos que tuvieron que ser restaurados tras quedar seriamente dañados durante la II Guerra Mundial.

En la parte derecha de la catedral hay una entrada llamada Puerta de los Cantores, que no podía ser utilizada por las mujeres.

El interior de Stephansdom

Una vez dentro de la catedral se pueden observar diversos estilos arquitectónicos provenientes de diferentes épocas; la nave central, las capillas laterales y el coro proceden de una de las reconstrucciones realizada en estilo gótico y algunos de los edificios laterales fueron reconstruidos en un estilo barroco.

El interior de la catedral alberga los restos mortales de gran parte de los miembros de la familia Habsburgo y fue el lugar de boda y posterior funeral del magnífico Mozart.

Las bóvedas de Stephansdom guardan innumerables obras de arte procedentes de diferentes siglos. Algunos de los puntos más interesantes de la catedral son los siguientes:

La Campana Pummerin: la campana que cuelga de la torre norte se fundió con los cañones que dejaron las tropas turcas al retirarse de la capital en 1683. Durante el gran incendio de 1945, la campana se cayó y quedó destrozada. Los vieneses volvieron a fundir los restos para crear la campana actual. Se encuentra situada en la inacabada torre norte, a la que se accede en ascensor.

Púlpito de Pilgram: un precioso púlpito gótico tallado con gran precisión.

Las catacumbas: excavadas a mediados del siglo XVIII, recogen en sus osarios los restos de más de 10.000 ciudadanos vieneses. A medida que se recorren los húmedos pasadizos, un gran escalofrío recorre el cuerpo de los visitantes.

Imagen de Cristo crucificado: situada en la capilla Tirna, junto al sepulcro del príncipe Eugenio de Saboya, se encuentra una imagen de Cristo que, según la leyenda, tiene una barba de pelo humano que continúa creciendo.

20:00 LA NORIA PRATER

La Riesenrad es uno de los símbolos de Viena desde que se levantara sobre el cuelo de la ciudad en 1897. Su noria panorámica surcaba el aire en la feria del Prater, siguiendo la estela de las norias de Londres, París y Chicago.

Su historia es accidentada, en los primeros años del siglo XX, sus herederos quisieron desmontarla y venderla como chatarra, con el estallido de la Primera Guerra Mundial el Estado Mayor la requisó y montó en ella un punto de observación, y durante los bombardeos aliados de la Segunda Guerra Mundial quedó reducida a escombros, para ser reconstruida en 1947.

La fama de la atracción sobrevino cuando apareció en el metraje del filme ‘El tercer hombre’, Gran Premio del Festival de Cannes de 1949, con el mítico enfrentamiento entre Orson Welles y Joseph Cotten.

 

SEGUNDO DÍA

 

8:30-12:00 PALACIO HOFBURG

El Palacio Hofburg ha sido durante más de 600 años el lugar de residencia de los Habsburgo; se trata de un enorme conjunto arquitectónico que abarca una amplia zona, desde los antiguos aposentos imperiales, pasando por varios museos, una capilla y una iglesia, la Biblioteca Nacional Austriaca, la Escuela de Invierno de Equitación y el apartamento de Sisi.

Podrás visitar lo siguientes recintos:

Apartamento de Sisi del Palacio Hofburg

Con el fin de la monarquía de los Habsburgo, los objetos de la platería de la corte pasaron a ser propiedad de la República de Austria.En el museo se exponen lujosas cristalerías, objetos de plata y porcelana, utensilios de cocina y mantelerías procedentes de la cocina imperial.

Museo Sisi

Durante el recorrido por las seis salas del museo en compañía de la audio guía, se llega a comprender una pequeña parte de la intensa vida de la excepcional emperatriz.Podréis escuchar relatos sobre su rebeldía ante la vida en la corte, su obsesión por la belleza y la extrema delgadez y el estado de profunda melancolía en el que se encontraba sumida.La emperatriz, en un intento de huida de los demás y de sí misma, no dejó de viajar por todo el mundo hasta que en 1898 fue asesinada en Ginebra.En la exposición se ven múltiples objetos de Sisi, algunos vestidos, retratos y muchas otras pertenencias.

Apartamentos Imperiales

Durante el recorrido se visitan 19 habitaciones del que ha sido durante más de 600 años el lugar de residencia de los Habsburgo. Se recorren las estancias oficiales, además de las privadas, en las que vivieron el emperador Francisco José y la emperatriz Elisabeth.Las habitaciones se encuentran perfectamente decoradas y amuebladas, dejando testimonio del esplendor de la monarquía de los Habsburgo, además de su historia personal. La audio guía narra detalles muy interesantes durante el recorrido a través de los despachos y dormitorios.

 

TERCER DÍA

 

9:00 PALACIO SCHÖNBRUNN

Construido en el siglo XVII, el Palacio Schönbrunn (Schloss Schönbrunn) es la enorme residencia de verano que utilizaba la familia imperial.

Durante el recorrido por el palacio, la audioguía en español (incluida con la entrada) os acompañará narrando multitud de detalles interesantes sobre los diferentes acontecimientos que tuvieron lugar en el palacio durante la época en la que la corte disfrutaba al máximo de su esplendor.

Las habitaciones, decoradas con un estilo rococó, llaman la atención por su suntuosidad, como es el caso de los salones oficiales, o por la sencillez de las habitaciones que pertenecieron a Francisco José y la emperatriz Isabel.

Algunas de las estancias más llamativas del palacio son la Gran Galería, utilizada para celebrar los banquetes imperiales, el Salón Chino Circular, utilizado por Maria Teresa para mantener conversaciones privadas con su canciller, el Salón del Desayuno, utilizado para tal fín, o el Salón Chino Azul, que vio abdicar a Carlos I en el año 1918.

Después de la visita al palacio

Con el interior del palacio no termina la visita al Schönbrunn ya que, justo al lado del palacio, se encuentra situado el interesante Museo de Carruajes Imperiales además del Tiergarten, el zoo más antiguo del mundo.Merece la pena recorrer los infinitos jardines hasta llegar a la Glorieta, que corona una colina desde la que se logran preciosas vistas del palacio.

ESTACIÓN DE KARLSPLATZ

Al igual que en París, el Art Nouveau se extendió por la ciudad a finales del siglo XIX, embelleciendo edificios y plazas con sus sinuosos volúmenes. El talento del arquitecto austriaco Otto Wagner, ideó dos estaciones para el metro de Viena situadas en la Karlsplatz. Construcciones de hierro y cristal, que destacan por sus líneas curvas y los motivos vegetales dorados típicos del movimiento.

Los edificios pertenen al periodo en el que el arquitecto fue nombrado Oberbaurat, Consejero Superior para la Construcción de Viena, y que hizo que su su estilo y trabajo se expandieran por la ciudad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s